Casa Cabrera, en el Centro Histórico del Quiché

En la actual cabecera del Quiché, Santa Cruz del Quiché, se lucha en la actualidad; por balancear la modernidad con el rescate de su memoria histórica. Parte de ello, son los esfuerzos de la comuna por proteger los edificios históricos.

Por: Roberto Broll

Para ello, al igual que otros centros urbanos del país; se acordó la creación del Centro Histórico de Santa Cruz del Quiché, antigua Tezulutlán. Se conservará así, algunos de los ejemplos que quedan de la evolución arquitectónica de la ciudad.

Lee también: Fiesta de la Virgen del Rosario en Quetzaltenango

De más está decir la importancia de esta ciudad. No solo por haber sido una de las capitales de los reinos que conquistaron los españoles; sino porque en su devenir histórico fue testimonio del paso de Fray Bartolomé de las Casas, O.P.; él, desde Santa Cruz, emprendió la evangelización. Logró que sus habitantes, fueran considerados vasallos de la Corona, evitando así algunos de los atropellos que en otras latitudes se cometieron.

Además, para el siglo XIX, esta ciudad fue testigo del intento de formación del Estado de los Altos, del que era parte integral. Ello hizo que algunas de sus construcciones se adaptaran al territorio en formación. Posterior al triunfo de la Revolución Liberal de 1871, se conformó como uno de los nuevos departamentos; integrante de la actual organización política de la República de Guatemala.

Santa Cruz del Quiché de antaño. (Foto: WM)

Las viejas casonas de la ciudad, dan cuenta entonces de la herencia histórica que aun posee Santa Cruz del Quiché, con su bella Municipalidad con su torre del reloj, la Hermosa iglesia Catedral, parroquia de la Santa Cruz, construida sobre un montículo prehispánico, del cual queda la base de la escalinata principal, su parque con la Concha Acústica y otros atractivos, entre ellos la hermosa casa Cabrera.

Casa Cabrera, tesoro arquitectónico de Quiché

Esta casa, está ubicada en el centro de Santa Cruz del Quiché, y es un bello ejemplo de una casona hispánica, con modificaciones de finales del siglo XIX, cuando se reformó su exterior para actualizar su estilo a la elegancia europeizada que reinaba no solo en Guatemala capital, sino por todo el occidente del país.

Es una bella casona esquinera, cuya entrada principal da hacia la calle principal, posee una portada que enmarca el amplio portón de madera, de doble hoja, cuya cornisa remata en un adorno de volutas y grecas vegetales con un centro en flor, similar a los detalles que adornan las partes superiores de las ventanas y puertas, tanto de la fachada principal como de la lateral.

Al ingresar por el zaguán un bello arco nos recuerda que quizá mucho de la propiedad original es una construcción aun del período hispánico, pues posee toda la característica de dicho estilo.

Interior de Casa Cabrera. (Foto: SP)

En su interior, un corredor en escuadra enmarca el jardín o patio, que posee una fuente de cemento al centro, bordeada por lozas de ladrillo. Las arcadas de los corredores, ya no poseen la estructura original de piedra y columna de madera, sino poseen ya columnas de cemento, del tiempo de la renovación de la casa. Cada una de las puertas y ventanas interiores, replican el decorado de la fachada exterior, lo que le da una hermosa unión armónica a todo el conjunto.

Algunos de los techos de la casa, aun poseen el machimbre antiguo, que está bellamente decorado con pinturas en los cielos rasos de estilo romántico, como hojas y coronas de laurel, grecas, ramos florales y tórtolas que denotan la influencia de la época victoriana.

Techos decorados. (Foto: SP)

Dentro de complementos de la casa, se encuentra la hermosa y grande pila para lavado, y el bello horno de leña que posee la casona en su segundo patio.

Muchas casonas como esta son utilizadas como locales comerciales, desfigurando la belleza arquitectónica e historia que posee esta ciudad.

¡Conservemos nuestros edificios, ellos nos hablan del pasado!

Conoce más de nuestra edición, en:

 

Close