Definitivamente pocas personas pueden decir con toda certeza, que su rostro es el más conocido de un país de generación en generación… esta es su historia.


Doña Concepción Ramírez, nació en Santiago Atitlán el 8 de marzo de 1942 en el cantón Tzanjuyú.

En el año 1959, una comisión fue nombrada para ir a Santiago Atitlán para buscar y fotografiar a la mujer indígena más bella para incluirla en la numismática de Guatemala, entonces ella tenía 17 años y fue elegida por esta comisión para ser grabada en la moneda de 25 centavos.

Desde muy joven, los rasgos de Chonita (nariz de mediano tamaño, ojos pequeños y pelo negro enrollado, con un tocoyal colorido y parte muy leve de su traje étnico) empezaron a pasar de mano en mano por toda Guatemala, sin que nadie la reconociera.

Doña Concepción, como ahora es conocida, fue fotografiada frente a la Municipalidad de Santiago Atitlán, un mes después le fue confirmado que sería el rostro oficial de la moneda, su premio fue de Q2.00. El artista Alfredo Gálvez Suárez la eligió como el rostro perfecto de la mujer guatemalteca, ella aparece con un tocado en su cabeza, el cual es conocido como tocoyal.

En una ocasión Concepción Ramírez relataba, a través de un intérprete ya que no domina el español, que cuando era niña aprendió los oficios del hogar con la instrucción de su madre, quien además le enseñó a tejer. Su padre le inculcó la fe cristiana que profesa, pues era pastor evangélico, y además el amor al prójimo y el respeto ancestral de su raza.

Estudió en una escuela de Santiago Atitlán, y en 1965 contrajo matrimonio con Miguel Ángel Reanda Sicay. Es madre de seis hijos y fue víctima del conflicto armado interno. “La violencia enlutó mi hogar, pues mi padre fue torturado junto a 27 personas más, el 7 de enero de 1980” comentó.

Gracias al Acuerdo Gubernativo número 791-97, Ramírez ha podido destacar a nivel nacional e internacional, siendo homenajeada por varias entidades.

Como forma de homenaje, las autoridades municipales y departamentales de Santiago Atitlán rindieron un reconocimiento a Concepción Ramírez Mendoza, y le entregaron la Orden Municipal del Reino Tzutujil.

Como complemento de esta actividad se inauguró la remodelación del parque central en donde se develó un monumento de concreto (una ficha de Q0.25), con un diámetro de aproximadamente un metro, dedicado a Ramírez. En el año 2007, Concepción Ramírez, hizo el cambio de la Rosa de la Paz, en el Palacio Nacional de la Cultura, en la entrega de un documento relacionado al conflicto armado interno. Concepción Ramírez fue electa en un concurso realizado durante el gobierno de Miguel Ydígoras Fuentes, quien fue propuesta por el alcalde auxiliar de Santiago Atitlán entre cuatro candidatas.

También es coloquialmente conocida como la Choca. La razón de este apodo es que la fotografía de la mujer que aparece en la moneda fue esculpida mostrando solo un ojo.

“Soy una mujer humilde que he luchado con mis hijos desde que me quedé viuda. Quiero que sepan que las mujeres tenemos grandes valores, por lo que las insto a que sigamos adelante y luchemos por nuestras vidas”. —Concepción Ramírez