Miguel Ángel Asturias Rosales nació el 19 de octubre de 1899 en la Ciudad de Guatemala. Su familia radicaba en el antañón barrio de la Candelaria, sobre la 14 avenida. Ello le hizo crecer con ciertas familias reconocidas y de personajes que luego figurarían en la vida nacional, como el recordado periodista y escritor David Vela.

Fue un poeta, narrador, dramaturgo, periodista y diplomático guatemalteco; ganador del Premio Nobel de Literatura en 1967. Sus escritos combinan la mística de los Mayas con un impulso épico hacia la protesta social; Asturias resume las aspiraciones sociales y morales de su pueblo.

Lee también: Proyecto Atlas Epigráfico de Petén

Asturias junto a sus padres y hermano. (Foto: FHMAA)

Se graduó de Abogado y Notario en la Universidad de San Carlos de Guatemala. En su juventud, participó en la lucha contra la dictadura del presidente Manuel Estrada Cabrera, hasta su derrocamiento en 1920.

En París, Asturias estudió lingüística y antropología maya en la universidad de la Sorbona. Su primera gran obra, “Leyendas de Guatemala” de 1930, es una descripción de la vida y la cultura maya, antes de la llegada de los españoles. También de esta época es su traducción del Popol Vuh.

Asturias junto a su amigo Carlos Mérida, en París. (Foto: FHMAA)

Desde 1946, se integró a la carrera diplomática, sin dejar de escribir durante su servicio en varios países de América Central, del Sur y Europa.

Con su libro “Mulata de tal” en la Embajada de Guatemala en París. (Foto: FHMAA)

Entre sus obras destacan “El Señor Presidente” de 1946; “Hombres de maíz”, de 1949, considerada su obra maestra. Otras novelas “Viento Fuerte”, de 1950; “El papa verde”, de 1954; y “Los ojos de los Enterrados”, publicada en 1960, coincidente con el inicio del conflicto armado interno del país.

El aporte de Asturias a las letras mundiales

La obra de Asturias fue compilada en tres volúmenes llamados “Obras completas”. En 1967, fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura; “Por sus logros literarios vivos, fuertemente arraigados en los rasgos nacionales y las tradiciones de los pueblos indígenas de América Latina”.

Considerado uno de los mayores exponentes de la literatura hispanoamericana del siglo XX. Precursor de la renovación de las técnicas narrativas y del realismo mágico que contribuyó al “Boom” en la literatura hispanoamericana de los años 60.

Su obra, se considera que ha influido y se encuentra presente en la producción literaria de escritores como Mario Vargas Llosa; Juan Rulfo; Carlos Fuentes; Ernesto Sábato o Julio Cortázar; y por anticipar en su tratamiento de lo fantástico el realismo mágico, que tendría su realización más emblemática en “Cien años de soledad”, de Gabriel García Márquez. Asturias, siempre consideró que Gabo basó esa obra en otra de Honoré de Balzac, “La búsqueda del Absoluto”, en algunas partes al punto del plagio.

Tumba de Asturias en París. (Foto: R.Broll)

Asturias falleció en Madrid el 9 de junio de 1974 a consecuencia de un cáncer. Está enterrado en el cementerio de Père Lachaise en París. Guatemala le ha rendido grandes homenajes, nombrando el Premio Nacional de Literatura o el Teatro Nacional con su nombre.

Te invitamos a que conozcas la edición completa: