Halcón pecho naranja: anidando y volando libre en tierras ancestrales

El halcón de pecho naranja (Falco deiroleucus) es una especie hermosa, aunque rara de avistar. A pesar de que su distribución natural es amplia (esta ocurre desde el sureste de México y Centroamérica, hasta Argentina, Paraguay y Bolivia), pocas parejas anidan en Petén.

Es posible observarlas en el Parque Nacional El Mirador y en el Parque Nacional Tikal, como fue el caso durante la última expedición de nuestro equipo en FLAAR.

FLAAR Mesoamérica y la Reserva de Biósfera Maya

Actualmente, FLAAR Mesoamérica está trabajando en un proyecto de cinco años. Documentación de Biodiversidad en la Reserva de Biósfera Maya en cooperación con CONAP, el cual inició en el 2021. En ese sentido, el pasado 14 de octubre, nuestro equipo se encontraba en Tikal trabajando en campo.

Cada mes se ha viajado a las distintas áreas de la Reserva para su documentación, a excepción de los meses más lluviosos, los cuales dificultan nuestro trabajo y el acceso a ciertos ecosistemas que son de nuestro interés.

En particular, nos hemos concentrado en explorar las sabanas del Parque Nacional Laguna del Tigre -así es, hay ecosistemas de sabanas en Petén-, documentar los murciélagos en el peñón de El Zotz, fotografiar la increíble biodiversidad en Parque Nacional Yaxha, Nakum y Naranjo, explorar los hermosos ecosistemas de humedales en la concesión forestal La Gloria, y recientemente, iniciar la documentación de especies en el Parque Nacional Tikal.

El objetivo de este proyecto es registrar la riqueza natural existente en la Reserva de Biósfera Maya con fotografías y vídeos en alta resolución que los guatemaltecos y el mundo puedan observar para conocer, apreciar y promover su conservación. A partir de estos registros también generamos material educativo para niños y adultos.

Avistamiento del halcón de pecho naranja

Cada viaje de campo viene acompañado de aventuras, retos e increíbles hallazgos. En el último viaje de octubre, logramos uno de nuestros objetivos: fotografiar al hermoso halcón de pecho naranja. Conseguimos avistarlo en un árbol al costado del templo IV, en el complejo que se conoce como “Mundo Perdido”. La documentación realizada por el equipo de FLAAR Mesoamérica es muy importante porque la especie se encuentra en peligro de extinción debido a la caza ilegal y por el deterioro y la fragmentación del bosque, causado por las actividades humanas.

Actualmente, la organización Fondo Peregrino cuenta con la única colonia de crías de halcones de pecho naranja cautivos en el mundo para lograr su reproducción y salvar a la especie de la extinción. En Tikal se han realizado monitoreos de individuos adultos, en los que Fondo Peregrino ha brindado su apoyo y en el 2019 se obtuvo una reproducción exitosa de la especie que dio lugar a dos hembras y un macho los cuales fueron anillados para llevar un control de su supervivencia.

Además, para proteger a esta y otras especies de aves, las autoridades de la RBM han prohibido el vuelo de drones en el área.

Algunos datos sobre la especie

Parte del trabajo de FLAAR Mesoamérica no solo es mostrarle al mundo los registros fotográficos de las especies que documentamos, sino también compartir información relevante sobre ellas, pues sabemos que no podemos cuidar y apreciar algo que no conocemos. Por eso te dejamos algunos datos sobre este increíble halcón:

  • Generalmente, se le puede observar solo o en pareja.
  • Su anidación ocurre en grandes acantilados o árboles emergentes, en áreas de tierras bajas o bosque primario montano.
  • Es una de las pocas especies del género Falco que se puede encontrar en bosques tropicales.
  • Su tamaño promedio es de 28 a 34 cm.
  • Su dieta incluye murciélagos y gran variedad de aves como palomas, trogones, pájaros carpinteros, entre otros. Por lo que se le atribuye la función ecológica de la regulación de poblaciones de ciertas especies.
  • Puede vivir hasta 20 años.

Fuente: Birdscolombia (2020)

El halcón de pecho naranja es sin duda una especie rara y hermosa que merece nuestra atención, ¡promovamos su conservación!

Close