La familia Christ, la verdadera identidad alemana en las verapaces

Dentro de las muchas familias alemanas que se asentaron en las verapaces, los integrantes de la familia Christ se caracterizaban por mantener vivas (cumpliendo al pie de la letra), las tradiciones alemanas.

Jacobo Christ

Nació en Hochhim el 7 de marzo de1882, en la región suroccidental de Baden, cerca del Rhin, cuando vino a la región de las verapaces trabajó en la finca de Cubilgüitz cuando esta pertenecía a Juan Von Turkheim. Estos primeros trabajos le permitieron ahorrar buen dinero, el cual dedicó para la compra de lotes de terreno hasta formar la finca Chicoj, cuyo administrador en ese entonces  fue Arturo Leal. Su esposa k´ekchi fue Reyes Tiul, con quien procreó a su hija Vitoria Christ Tiul. Tiempo después y luego de varias negociaciones sobre el futuro manejo de las fincas se asoció con su hermano José, por lo que posteriormente Jacobo, regresa a Alemania en el año de 1926.

¿Quién era José Christ?

José nació en Hochhim  (en la misma ciudad que su hermano Jacobo), en la región suroccidental de Baden, cerca del Rhin. Luego de viajar por largo tiempo hacia América ingresó a Alta Verapaz a la edad de 22 años. Es relevante destacar que su amor por Alemania y la conservación de sus tradiciones lo convierten en uno de los fundadores del club alemán en Cobán. Al principio José Christ trabajó para Erwin Paul Dieseldorff, otro de los respetables alemanes que años antes había migrado también a Guatemala. Siguiendo el ejemplo de su hermano Jacobo, se propuso también hacer realidad sus sueños, por lo que se dedica a ahorrar, lo que le permitió tiempo después comprar la finca Magdalena al ciudadano de origen inglés Enrique Scott. Magdalena era una finca grande y prometedora, en ella llegaron a tener hasta trescientos empleados Q’eqchi’es; es de suma importancia destacar que es en  esta finca donde existió una de las tres retrillas para procesar café y exportarlo. Hoy en día si visitas Cobán, donde actualmente se encuentra Plaza Magdalena era la finca del mismo nombre. José Christ fue un hombre robusto y gordo, de temperamento intenso, enérgico, exigente y colérico con sus trabajadores, llegando hasta chicotear a algún trabajador con un látigo. Una de las estampas que hacen recordarlo siempre por aquellos que lo conocieron, era su andar en su caballo favorito cuyo nombre fue Lucero. Debido a su capacidad administrativa, carácter y conocimientos, José fue intendente en el tiempo del presidente de la República de Guatemala, don Jorge Ubico.

Propietario de fincas

Con el paso del tiempo José llegó a ser propietario de las fincas: Magdalena, Sahomax, Satzimaj, Chicoj, Chicoyogüito, el Rosario, Sarowuacax, Chionk, Chichochoc. Su esposa Marta Pracht, era de ascendencia alemana, y con ella tuvieron tres hijos: Alfredo, Hilda y Elvira. Sus compañeras de vida también fueron: Manuela Coy, con quien procreó a Carlos, Roberto y Rodolfo; Carmen Macz, con quien concibió a sus hijas: Marta y Trinidad, y una dama de apellido Caal, cuya hija se llamó Concepción. Entre sus amigos más allegados estaban las familias Sapper, Gustavo Helmrich, Ricardo Buchsel, Carlos Sarg, entre otros. Para no perder su vínculo con su amada patria Alemania, este viajaba cada año de vacaciones o negocios.

Alfredo Christ Pracht

Alfredo Christ Pracht fue el heredero de todas las propiedades de su padre José Christ. Nació en Cobán el 8 de mayo de 1910 y entró al club alemán el 25 de julio de 1932. Alfredo se destacó en la vida social al organizar fiestas en Chicoyogüito y reuniones del movimiento Nacionalista Socialista en Deutschland. Alfredro era muy dado a celebrar con entusiasmo el resurgimiento de Alemania con la iza de la bandera alemana en la finca Magdalena, en donde los días domingo marchaban hasta unos treinta a cuarenta alemanes, hacia el Deustche Verin (club alemán) con pantaloncillos cortos y cantando himnos. [Redacción: Selvin López Pelaez – EntreCultura. Fotos proporcionadas por: Selvin López Pelaez. Fichas: Colección privada de Selvin López Pelaez]
Close