Lorena Recinos de Figueroa, es la nueva Directora Administrativa del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias (CCMAA), dependencia del Ministerio de Cultura y Deportes. Es una persona sencilla y trabajadora. Arquitecta de profesión por la Universidad de San Carlos, cuenta con más de 25 años de experiencia en el campo.

Nacida en el seno de una familia relacionada a la cultura desde hace generaciones, su abuelo y padre fueron grandes artistas. Su abuelo Efraín un gran y reconocido pintor, inventor, escritor, sin duda una gran influencia en su familia.

Lee también: Rita Villanueva: El lado humano de la fotografía

En Quetzaltenango, restaurando la casa donde vivió la familia Recinos. (Foto: LR)

Su padre, el gran maestro de la plástica guatemalteca, Efraín Recinos. Artista polifacético, todo un hombre del renacimiento chapín, cuya obra está plasmada en edificios públicos, murales y pinturas.

Lorena Recinos junto a su padre, el artista e ingeniero Efraín Recinos y la escultura de éste, en Paseo de los Museos en Casa Santo Domingo. (Foto: LR)

Precisamente la obra cúspide de su padre, el gran Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, será el que ahora su hija, Lorena, empezará a dirigir. Todo un homenaje al padre, que la hija pueda gestionar el funcionamiento y mantenimiento de semejante obra.

Recinos, una amplia carrera en patrimonio cultural

Pero Lorena, además de arquitecta, es fotógrafa, y gestora cultural. Fue una de las encargadas elaborando la maqueta del stand de Guatemala en la Expo Universal de Sevilla 1992.

Tuvo a cargo el Museo Nacional de Arte Moderno, tomando el nombre de “Carlos Mérida” bajo su dirección. Gracias a sus gestiones ante el sector privado, el museo tuvo su primera gran remodelación, que aún conserva actualmente. Por su intervención, facilitó el camino a recibir la obra y objetos del gran maestro del arte latinoamericano y guatemalteco Carlos Mérida, pues las familias Recinos y Mérida guardan estrechos lazos familiares.

Su preparación académica en patrimonio, la obtuvo desde su casa y en sus trabajos, pero además cursó talleres y un técnico en la Universidad Rafael Landívar.

Su trabajo en el Paseo de los Museos, le permitió continuar trabajando cerca del patrimonio cultural y aportar la experiencia que tuvo como Directora del Museo de Arte Moderno “Carlos Mérida”. (Foto: LR)

Como asistente de la Dirección del Paseo de los Museos de la Casa Santo Domingo en la Antigua Guatemala, tuvo durante los años que fungió ahí la enorme oportunidad de investigar, curar arte, montar exposiciones, montar varios museos y realizar el archivo digital de obras, entre otras cuestiones de cuidado de patrimonio cultural.

Como hija de una de las máximas lumbreras del arte moderno en Guatemala, ha tenido la enorme responsabilidad, desde la muerte de su padre, en velar por el cuidado, gestión y puesta en valor del legado del maestro Efraín Recinos. Ello le llevó a trabajar con la Asociación del mismo nombre, en varios festivales y dando a conocer la obra del maestro.

A cargo de un legado familiar

Ha debido ponerse a cargo de certificar las obras, ser la portavoz oficial de la obra de su padre y velar porque se cumplan y respeten los derechos de autor de la obra. Incluso fue objeto de amenazas hace algunos años, por un grupo de falsificadores de arte que fueron puestos en evidencia.

Junto a la gestora cultural Blanca Triquez, Lorena ha promovido la obra y legado de su padre, consiguiendo además la conservación y restauración de importantes piezas. (Foto: LR)

Además, tuvo la oportunidad de gestionar con dos instituciones la donación de los efectos personales de su padre, y a la vez tuvo la oportunidad de trabajar con ellos:

Gracias a la disposición e interés del equipo de Casa Santo Domingo en La Antigua Guatemala, Paseo de los Museos y su directora Ana Claudia de Suasnávar, con el apoyo de la familia Castañeda, logró abrirse las puertas del Museo Efraín Recinos en Santo Domingo del Cerro, que no solo posee obra inventariada y memorabilia, sino entrevistas, fotos digitalizadas y retocadas, inventario de piezas, y Lorena pudo colaborar en el montaje, pues ella misma curó la exposición.

La otra entidad fue el CCMAA del Ministerio de Cultura y Deportes, que recibió todos los enseres de trabajo del maestro, creándose así el “taller-museo del maestro Efraín Recinos”.

Además de la obra, Lorena ha gestionado promover la memoria de su padre, con eventos como la Carrera 5K Recinos. (Foto: LR)

Actualmente, la Fundación Rozas Botrán está restaurando gratuitamente, bocetos del maestro preservando así parte de su legado en papel. Una guatemalteca cuyo ejemplo, digno de imitar, honra su nombre y legado. Que su gestión sea exitosa desde ya. ¡Haz lo que te gusta haciendo sentir orgullosos a los tuyos!