A través de cada imagen, Rita Villanueva captura el alma de las personas y la verdadera esencia de los objetos, transformando cada fotografía en un mundo lleno de sentimientos.


Con un ángel que la caracteriza, Rita Villanueva se ha dedicado, desde hace ya más de 25 años, a la fotografía artística y “Humanitaria”, lo que le ha llevado a recorrer todo el mundo.

Su pasión por la fotografía, nació junto a sus dos hijas, pues deseaba plasmar los inolvidables momentos como madre, sin imaginar que esa pasión abarcaría todos los aspectos de su vida, siendo ahora su modo de vida, su profesión.

Estudió fotografía en Italia y Estados Unidos, dominando los procesos análogo y digital. Con los años, ha perfeccionado su técnica artística, lo que le valió hacerse de premios internacionales, como el Images of Yesterday, en Nueva York. Su ojo artístico, le ha ayudado a no solo lograr una “foto bonita”, sino lograr imágenes que transmiten por sí solas, sentimientos y emociones.

Fotografía Humanitaria

En la fotografía humanitaria, Rita ha trabajado y apoyado diversas iniciativas y entidades, como con la Fundación PASMO, documentando personas con VIH –especialmente niños– con CRS (Catholic Relief Services), ha documentado las tragedias y desastres naturales como terremotos, inundaciones y huracanes, colaborando además como voluntaria en campañas de nutrición y concientización durante la emergencia.

Con Faces of Hope y Borrando Huellas, Rita ha fotografiado procesos curativos para niños con labio leporino, paladar hendido y quemaduras graves por diversos motivos. Gracias a Medical Ministry International (MMI), ha acompañado jornadas médicas por todo el mundo y con el proyecto Yahad in Unum, conoció a algunos de los últimos sobrevivientes del Holocausto de la II Guerra Mundial.

Rita Villanueva es una persona sumamente sensible, carismática y cercana; cuando no se encuentra haciendo fotografía en el extranjero, se dedica a documentar las tradiciones guatemaltecas, tanto culturales, étnicas, pero especialmente de religiosidad. Gracias a eso publicó el libro “Un Dulce Rezo”, donde documentó cerca de diez años del rezado de la Virgen de Concepción, imagen que se venera en el Templo de San Francisco de la ciudad de Guatemala. Otro de sus libros es “Raíz de mi Alma”.

Obras de Rita Villanueva

Ha expuesto su obra en Guatemala, Perú, Uruguay, Estados Unidos, España, México e Italia y sus publicaciones forman parte de importantes bibliotecas, como la de Madrid, Sevilla o la Santa Sede, donde entregó directamente al Papa Francisco “Un Dulce Rezo”.

Fundó junto a los fotógrafos Sergio Cruz, Luis Berdúo y Danny Gamboa, el colectivo “Foto Sacra Guatemalteca”, para integrar e intercambiar conocimientos y técnicas con aquellos fotógrafos amantes de la religiosidad. Con este colectivo se presentará una gran exposición en febrero próximo en Roma, Italia.

Rita Villanueva es una luchadora, una mujer tenaz, que evoluciona y ha salido avante de duras pruebas, como una fractura de columna de la que está totalmente recuperada. Rotaria por muchos años, es una persona con un gran corazón, que ama su país y es por sí misma, una embajadora de buena voluntad, llevando siempre buenas nuevas con su trabajo, divulgando no solo las tradiciones de su país, sino el alma y gran espíritu de todos quienes habitan Guatemala.