Samayac, pueblo del departamento de Suchitepéquez, en la costa sur del país, es epicentro de muestras de fe, devoción y algarabía cada Tercer Viernes de Cuaresma.

Ese día, dentro del calendario religioso samayaquero se lleva a cabo la romería ante la imagen de Justo Juez, escultura que desde 1948 goza de gran veneración por parte de fieles locales y de otras regiones del país.

Justo Juez, es una imagen que representa a Jesucristo luego de haber sido azotado; se le representa sentado, de su brazo derecho cuelga una faja y la mano derecha sostiene una caña. Posee cabellera y la cabeza está ceñida por una corona de espinas.

Usualmente, lo visten con un paño de pudor y capa, que son regalos hechos por sus fieles. Sobre una alfombra descansan sus pies, los cuales al igual que las rodillas y piernas, presentan heridas sangrantes.

El origen de la imagen de Justo Juez

En cuanto al origen de la imagen de Justo Juez, poco se sabe y las pocas referencias proceden de tradiciones orales. De las mismas se desprende que la escultura pertenecía a una iglesia no identificada de La Antigua Guatemala; en cierta ocasión el presbítero Gabriel Solares, conocido personaje del mundo religioso de la Guatemala de la primera mitad del siglo XX, vio la imagen y la llevó consigo cuando fue asignado a la parroquia de San Antonio Suchitepéquez, donándola posteriormente a Samayac, población a la que llegó el 18 de febrero de 1948. Tiempo después se colocó a la imagen en la capilla que se encuentra a un costado del templo parroquial.

Se cuenta que luego de la llegada de la imagen de Justo Juez, se instauró la romería, emulando a lo que se realizaba en otras poblaciones del suroccidente, entre ellas Ayutla, San Marcos y Santo Domingo Suchitepéquez, Suchitepéquez. Las autoridades religiosas de la época acordaron que cada Tercer Viernes de Cuaresma, fuera el día asignado para festejar a Justo Juez.

La romería a Justo Juez dado la importancia que año con año fue cobrando, dio origen a una feria, que adquiere matices similares a la celebración patronal en honor a la Inmaculada Concepción de la Virgen María, que se lleva a cabo el 8 de diciembre.

Diversas actividades comerciales, deportivas, culturales y religiosas se realizan en los días previos al Tercer Viernes. Destacan los desfiles en donde los niños son los protagonistas, quienes, ataviados con disfraces que representan a personajes del cine y la televisión, recorren las principales calles y avenidas de la población.

Festividades

Los festejos inician con el rezo el novenario, el cual se realiza en las primeras horas de la mañana y por la tarde, con sus respectivas misas. El jueves anterior al Tercer Viernes, por la mañana, se hace desfile inaugural con la participación de todos los centros educativos del Distrito 96-44, recorriendo las principales calles y avenidas del municipio, el cual da inicio en la calle 15 de septiembre y finaliza en el salón municipal.

Una vez concluido el desfile, la corporación municipal inaugura la feria. A las cinco de la tarde se lleva a cabo una solemne misa en honor al Justo Juez en la iglesia parroquial, y al finalizar sale la procesión recorriendo la población, acompañada por centenares de fieles. Una vez finalizada la procesión, la imagen es colocada a un costado del altar mayor de la iglesia, en un sitio previamente acondicionado para el evento.

Alborada

El viernes a las cuatro de la mañana se lleva a cabo la alborada en el atrio de la iglesia parroquial. A las cinco se oficia la misa. Desde muy temprano empiezan a llegar los fieles, quienes proceden de todo el municipio de Samayac; así como de los pueblos vecinos de San Pablo Jocopilas, de la comunidad agraria Chocolá, San Antonio Suchitepéquez, San Bernardino, Mazatenango, Chicacao, Cuyotenango; de varias localidades del departamento de Retalhuleu; las aldeas La Ceiba y Guineales del municipio de Santa Catarina Ixtahuacán; de regiones de la boca costa de Nahualá; así como de los departamentos de Quetzaltenango y Totonicapán; de la ciudad capital e inclusive de otros países, como México y El Salvador.

Los romeristas pertenecen a todos los estratos sociales, edades y comunidades lingüísticas, asegurando que la imagen de Justo Juez es muy milagrosa. No posee un patronazgo único, por el contrario es amplio, sus devotos le solicitan salud, buena suerte en los negocios y prosperidad económica; hay quienes afirman que el Justo Juez es el patrono de los comerciantes de Samayac, algo lógico tomando en cuenta que el municipio es un importante centro artesanal de la región suroccidental.

Convite

Desde el 2000 se presenta un convite surgido en la población, el cual tiene el nombre de “Tercer Viernes”, cuya idea surgió por parte de la familia Afre, originaria del departamento de Quiché y pronto fue ganando simpatía en el pueblo samayaquero, hasta el punto que en la actualidad varios de los integrantes del grupo son oriundos del lugar.

Al compás de los ritmos de moda ejecutados por conjuntos musicales invitados, destacando entre ellos Los Internacionales Conejos, y ataviados con exóticos disfraces, los integrantes del convite bailan por horas, recibiendo fuertes aplausos por parte del público.

En las calles que circunvalan al templo parroquial y al parque central se instalan ventas de comidas, entre las que destaca el chojín, que es el platillo tradicional de Samayac. Artesanas locales ofrecen a los visitantes dulces elaborados en el municipio como la chancaca y la pepitoria.

También se encuentran ventas de juguetes de madera y hojalata de Totonicapán; objetos de cerámica procedentes de varias poblaciones del país; paños de algodón elaborados en el municipio; cortes jaspeados de la región de Quetzaltenango y Totonicapán.

Actividades similares a lo descrito anteriormente se suscitan año con año en Samayac, un lugar considerado por muchos como la Tierra de la Magia, la cual vive intensamente sus costumbres y tradiciones, en las cuales las expresiones religiosas ocupan un lugar importante.