El edificio del Palacio de Correos de Guatemala, es una de las construcciones más emblemáticas del Centro Histórico de la capital guatemalteca.

La necesidad de contar con un espacio digno y apropiado para la oficina del principal medio de comunicación de la Guatemala de hace ya 8 décadas; hizo que el gobierno del entonces General Jorge Ubico, diera prioridad a dignificar el servicio postal, que era esencial en aquel entonces.

Lee también: 10 virtudes cívicas en los vitrales del Palacio Nacional

La administración Ubiquista, además de la época histórica que representaron las décadas de los años 30´s y 40´s del siglo XX; se enfocó en dotar no solo a la ciudad, sino al país, al gobierno, de una infraestructura que no solo volviera representativo el poder público y con el cual la población sintiera el peso y autoridad del gobierno, al dotarlo de edificios monumentales y hasta cierto punto intimidantes; pues la tarea era dejar en claro quien poseía el poder coercitivo, y ese siempre lo ha tenido el Estado. Solo era reforzar la idea en el imaginario de la población.

Entrada principal del Ala Sur. (Foto: R.Broll)

Dentro de esa monumentalidad, las autoridades vieron importante, además, sumar a esa idea de poder y autoridad, identidad; pero una identidad nacional, guatemalteca, que tuviera la mayor parte de los elementos que fueron formando la identidad arquitectónica de las ciudades de Guatemala, tanto en Santiago como en la Nueva.

Por ello, es que se pensó, para aprovechar los predios donde se construiría el nuevo edificio de correos, aprovechar alguna solución para unir los solares, pues ambos quedaban en esquinas opuestas. La construcción empezó en 1938.

Involucrados en el proyecto del Palacio de Correos

Rafael Pérez de León y Enrique Riera, fueron los encargados del diseño del edificio. Con la idea planteada, propusieron colocar un arco entre ambas partes del complejo, para generar un canal de comunicación; pero, además, para evocar la arquitectura icónica de La Antigua Guatemala, se inspiraron en el Arco de Santa Catalina.

Corredor del arco. (Foto: R.Broll)

La diferencia radica, en que este arco, es de carácter monumental, es decir, supera en tamaño al de La Antigua, lo que sirve además para dejar claro cuál es y será la capital de Guatemala.

El complejo del Palacio de Correos, posee dos bloques, el ala norte, actualmente lo ocupa el Centro Cultural Municipal Álvaro Arzú Irigoyen, y el ala sur, la ocupa La Dirección de Correos y Telégrafos y tiene un área total de construcción de 6 mil 987 metros cuadrados

Patio del Ala Norte. (Foto: R.Broll)

La adquisición de los terrenos y solares para este complejo, que hoy llega a 80 años, tuvo un costo total de 260 mil quetzales.

arquitectura que evoca La Antigua Guatemala

Las características artísticas del Palacio de Correos, es similar a las aplicadas en el Palacio Nacional: uso de azulejos pintados, búcaros o fuentes adosados a los muros, puertas de madera talladas con apliques de bronce, hierro forjado en barandas, balcones, arcos rebajados con decoraciones estucadas, arquerías mixtilíneas, ventanas octogonales, pilares tallados en madera y techos de artesonados, así como bellos jardines y pisos, todos evocando a la bella Antigua Guatemala.

Bellos jardines del patio sur. (Foto: R.Broll)

Sin embargo, estos detalles fueron particularizados, al igual que el Palacio Nacional, a rememorar la figura del presidente Ubico. De esa cuenta que la arcada del puente que cruza el Arco de Correos, tiene 5 arcos, tal como muchos elementos repetitivos en los edificios públicos, refiriéndose a la cantidad de las letras del nombre y apellido del presidente Ubico.

El edificio, de estilo neocolonial, se inauguró el 10 de noviembre de 1940. El 9 de noviembre de 1981 se le declara Monumento Nacional por Acuerdo Ministerial 923. Y el 13 de agosto de 1998 fue incluido entre el listado de inmuebles considerados Patrimonio Cultual de la Nación; por Acuerdo Ministerial 328-98.

La Antigua, inspiración del edificio. (Foto: R.Broll)

Sin dudas, noviembre nos recuerda mucho de la historia de la primera mitad del siglo XX. No solo en lo político, sino por la bella arquitectura y la importancia de los edificios que nos legara el general Ubico; presidente polémico pero muy querido y recordado de su época, pues ante todo amó a Guatemala; como ¡Todos debemos amar a nuestra patria y engrandecerla cada día!

Conoce más de estos y otros contenidos en la edición completa, en:

EntreCultura 157

Publicidad

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.