Es domingo por la mañana y mi reloj biológico me despierta muy temprano. Me levanto e inmediatamente me dirijo a la cocina a tomar una taza de café; mientras lo preparo me detengo a ver por la ventana cómo los primeros rayos de sol comienzan a dar ese encanto al amanecer y a intensificar los colores de mi pequeño huerto en el jardín.

Me vienen a la mente los colores, sabores y olores de un tour mañanero en el mercado de Cobán. Por toda esta situación de pandemia no he podido acercarme a los mercados, pero me dispongo a ir, con todas las medidas de prevención y bioseguridad necesarias.

Lee también: La historia del poblado de Santiago

Con cámara en mano me voy a una aventura sin saber qué es lo que me espera en este recorrido, claramente la comida no va a faltar.

Caminando y disfrutando de la ciudad de Carlos V bajo un día soleado, voy llegando a mi destino: el mercado de Talpetate; al acercarme son evidentes las medidas sanitarias que tienen los policías municipales. Veo la diversidad de productos de las distintas comunidades de los municipios de Alta Verapaz, llenos de vida, colores y olores, tal como lo había imaginado.

Preparaciones del chile cobanero

Es impresionante la cantidad de personas que están comprando y con cada paso que doy veo más productos: carnes, verduras, pollo y un sinfín de impresionantes productos agrícolas, ¡Yummy! Se me antojan muchas cosas… ¡De pronto! me doy cuenta de que delante de mí hay un puesto con una gran variedad de preparaciones de chile cobanero con ese color rojo intenso que capta rápido mi atención, el típico chile seco en grano, en polvo, en pasta y por supuesto el chile cobanero preparado; este como bien lo dice el nombre, es una preparación del chile en grano, el cual, se pone a dorar y se machaca o licua junto con más ingredientes.

Todos lo preparan de formas diferentes, aunque a la venta es común encontrarlo solo disuelto en agua de una forma concentrada, pero para los que les gusta combinarlos con más aromas y sabores, les ponen cebollín o cilantro finamente picado, jugo de limón y sal al gusto… es delicioso.

Por mucho tiempo el chile ha sido un ingrediente que no puede faltar en la cocina tradicional guatemalteca y sobre todo en la región norte de Guatemala, su nombre en Q’eqchí es Ik; por esta razón, muchos nombres de comidas típicas llevan esta palabra, como el famoso Kaq Ik.

Existen muchas creencias que el chile aporta fuerza y energía a los trabajadores del campo. No importa si es chiltepe, diente de perro, jalapeño, serrano o chile cobanero; aún más en las mesas de personas que viven en las áreas rurales, este ingrediente no puede faltar. He visto a muchas personas en Cobán que por falta de recursos económicos algunas veces suelen comer tortilla con chile cobanero, ese es su tiempo de comida y ellos se sienten a gusto con esos alimentos y hay otras que lo hacen por costumbre.

Producción

La producción de este chile se da más en tres municipios de Alta Verapaz: Cahabón, Lanquín y Senahú; sin embargo, se ha creado una disputa sobre el nombre y su origen, si es cobanero o cahabonero, pero, a pesar del tiempo ha sido muy difícil encontrar datos verídicos sobre el tema, aunque el nombre científico ya se ha establecido como Capsicum annuum forma cobanensis Archila. (Archila F. 2018. Validación científica del chile picante cultivar “Cobanero”. Revista Guatemalensis año 21(1). 52-60pp.) pero lo que sí podemos asegurar es que su cultivo y producción es en toda nuestra región.

El chile es un ingrediente emblemático de nuestra región, es parte de lo que enriquece nuestra cultura aportando un sabor y picor especial en la gastronomía regional, es por esto que es utilizado en la dieta de todas las familias aportando un valor especial en las comidas típicas.

EntreCultura 162

Publicidad

Nacional

Ciudades