Si vives en la Ciudad de Guatemala, todos los días hay vuelos locales de 50 minutos hacia Petén, saliendo uno por la mañana y uno al final de la tarde. Si prefieres el paisaje en ruta, la mejor opción es el autobús.

Redacción: Ivania Sibrián – Guía general #464 Asociación de Guías de Turismo
Fotos: Ivania Sibrián

Hay muchas líneas de autobuses que salen todos los días hacia el norte de Guatemala. El viaje es de aproximadamente 9 horas, parando en ruta para deleitarse con la comida local. Los autobuses son cómodos y siempre encuentras personas amables con las cuales podrás platicar en ruta y quien sabe, empezar así una nueva amistad.

Lee también: Nuevos tesoros en Semuc Champey

Al llegar al aeropuerto o la estación de bus en Santa Elena Petén, puedes parar un “tuc tuc” y por un precio módico te trasladará al hotel de tu preferencia.

La mayoría de hoteles los encontrarás en La Isla de Flores, es un lugar muy acogedor, sus calles son pintorescas, hay un área donde puedes echarte un chapuzón en el Lago Petén Itzá o comer toda clase de comida en la variedad de restaurantes de la isla.

Al siguiente día te recomendamos empezar temprano. El viaje de Flores a Sayaxché te tomará 1 hora en vehículo, la carretera se encuentra en estado normal por lo cual no tendrás ningún inconveniente. En Sayaxché hay lancheros que dependiendo del número de personas así es la lancha que te ofrecen. Desde una lancha pequeña y rápida, hasta una lancha grande con capacidad para 14 personas.

Empieza tu recorrido por el Río La Pasión, un río con 353 km. de longitud y 400 m. en su parte más ancha.

El afluente del río La Pasión se alimenta de los ríos San Juan, Machaquilá, Petexbatún y Subín. La cuenca del río cuenta con un número importante de sitios arqueológicos Mayas, como lo son Dos Pilas, Tamarindito, Aguateca, Ceibal y Machaquilá; cada sitio tiene su encanto propio, por lo cual si el tiempo te lo permite te recomendamos visitar al menos 2 de ellos. Los sitios más visitados y con fácil acceso son Ceibal y Aguateca.

Río Petexbatún

Aproximadamente a una hora río arriba encontrarás el río Petexbatún, este se origina de una cueva que se encuentra a un kilómetro de Aguateca.

Su corriente es lenta, formando el lago Petexbatún y la laguna de Aguateca; lo más importante del área es el refugio de vida silvestre del Petexbatún, un lugar ideal para la observación de aves y contacto con la naturaleza. Durante el recorrido en lancha tendrás la oportunidad de ver pescadores locales, tomar fotografías de aves y  disfrutar de la paz y tranquilidad que la naturaleza te brinda.

Si estás planeando hospedarte en el lugar, lo más recomendable es El Hostal Punta de Chiminos, creado hace 14 años. Cuenta con bungalows construidos con materiales locales y con todas las comodidades necesarias; lo que caracteriza el hostal es el excelente servicio que el personal te ofrece a ti y a tu familia.

Deja tus maletas, y continúa tu trayecto hacia la visita del sitio arqueológico de Aguateca, localizado en la parte sureste del lago de Petexbatún.

La ciudad se encuentra geográficamente sobre barreras defensivas naturales, aprovechadas por los Mayas para la fortificación de la ciudad.

Aguateca se divide en tres áreas: el epicentro, el centro y áreas periféricas. Algo muy peculiar de Aguateca es la prominente fisura o falla geológica conocida como LA GRIETA PRINCIPAL, la cual mide 800 metros de largo, de 50 a 70 metros de profundidad y de 5 a 15 metros de ancho.

En total la ciudad cuenta con 4,951 metros de muros construidos de piedra y 704 estructuras. La evidencia de ocupación más temprana en Aguateca pertenece al período Preclásico Tardío (300 A.C. – 350 d.C.). A principios de la fase cerámica Tepeu II (alrededor del 700 d.C.), Aguateca se convirtió en un lugar densamente poblado. De un total de 704 estructuras mapeadas más de 620 estructuras domésticas se fecharon para el Clásico Tardío (600-830 d.C.).

La historia de Aguateca está relacionada con los otros sitios arqueológicos cercanos, como lo son Dos Pilas, Tamarindito, Arroyo de Piedra y Ceibal.

En el sitio arqueológico no hay guías locales, por lo que se recomienda contratar uno desde Flores y que los acompañe en todo el trayecto, los guías son conocedores del lugar, la historia y despertarán en ti la curiosidad de seguir explorando otros sitios cercanos.

Para terminar tu recorrido con broche de oro, en tu regreso a Sayaxché pídele al lanchero que te lleve a conocer Cráter Azul, localizado en el refugio de vida silvestre el Pucté, donde podrás nadar en nacimientos de aguas cristalinas y pasar un día en familia que seguramente recordarás para siempre.

Contacto

Si estás interesado de visitar el área de Petexbatún, te recomendamos hacerlo en compañía de un guía local; para ello contacta a la Asociación de Guías de Turismo de Guatemala. Teléfono: 2361-9582.

EntreCultura 162

Publicidad

Nacional

Ciudades